Casas rústicas en venta en Córdoba (2 Inmuebles)


En uno de los pueblos declarados más bonitos de España, se vende esta casa de pueblo situada en una de las calles más bonitas y sinuosas del pueblo en su parte más ancha. La vivienda está situada en esquina, compartiendo únicamente pared con un vecino. Consta de 2 plantas. La puerta principal y ventanas de la planta baja y primera dan a la calle Mirador y el lateral y zona trasera a la serranía con vistas completamente despejadas. En la parte posterior la casa dispone de un patio o zona verde con vallado perimetral en altura, lo que proporciona a la vivienda un espacio para reacondicionar como jardín o patio con acceso desde la casa. La casa necesita reforma en todo su espacio y rehabilitación de su jardín o patio exterior al aire libre anexo a la vivienda. La casa está enclavada en la Sierra Subbética, a tan solo 70 km d Córdoba, en el pueblo más bonito de Córdoba en el que destaca la situación con la Serranía y su enclave en una de sus sinuosas calles cercana al famoso Castillo de Zuheros. Esto da más valor aun a las posibilidades de reforma de la vivienda, potenciando su actualización de la construcción tradicional para conseguir una vivienda con encanto. Es de mucho interés la parcela ajardinada o patio anexo a la vivienda. Disfrutar de la naturaleza con las vistas existentes desde la vivienda y tener un espacio al aire libre proporciona un interés mayor. Quieres venir a verla? Zuheros nos ofrece un paseo para recorrer sus sinuosas calles estrechas con sus casas blancas, muy cuidadas y pulcras. Podemos visitar sus monumentos, como el Castillo de Zuheros y la Iglesia, para recorrer el espectacular Cañón del Rio Bailón y visitar la Cueva de los Murciélagos, y el Observatorio Astronómico.

¡INMUEBLE CON VISITA 3D! En un lugar donde la mirada se pierde entre los tonos ocres de la campiña y los verdes de la Sierra cordobesa se erige esta casa solariega de 602 m2, fundada en el histórico Cortijo de Porrillas. No en vano esta ubicación céntrica la hace ser el acopio de suaves brisas estivales que susurran historias de nobles terratenientes, ganaderos y amantes de la vida reflexiva y hedonista. Sus terracitas, jardín, patios, fuentes y rincones nos otorgan devota prueba de ello. Rodeada de 6.362 m2 de jardín y huerto, la casa nos da la bienvenida mostrando su color almagra, evocando el de los baños califales de Córdoba en época de Al-Andalus. Las ventanas, engalanadas con rejas de color añil, combinan con gran gusto con los tonos de la fachada y aportan solemnidad al conjunto arquitectónico. La vivienda se corona con un sobrio tejado a dos aguas. Al entrar en el interior por su magnífica puerta de madera con clavos de forja, nos envuelve un ambiente inigualable. La acertada elección de los materiales utilizados en la reconstrucción del cortijo sometido a una rehabilitación integral en el año 2003, nos sitúa de forma inmediata en un escenario idílico de paz, sosiego y calma sin perder el alma de la arquitectura de casas con funcionalidad similar de la época. Sus materiales de lujo, el artesanal suelo radiante de loza de barro cocido, las cenefas de cerámicas azules, la loza en los baños, los techos de madera, están combinados con elegante exquisitez. Cada rincón de la casa ha sido decorado con mimo dando a todo el conjunto un aire confortable y tradicional lleno de encanto. El zaguán de entrada da paso a un patio central, que alberga una fuente refrescante y a la zona residencial. Esta última cuenta con un gran salón con chimenea, una cocina de grandes dimensiones, blanca con detalles añiles que seguro será testigo de acogedoras veladas alrededor de su mesa central; gran lavadero, aseo de cortesía, despensa, una sala aneja utilitaria y dos dormitorios con baño. El principal cuenta con un gran vestidor, precioso baño y terraza privada con una fuente estanque. El segundo cuenta con baño privado con ducha. Para acceder a la planta de arriba lo hacemos por una robusta escalera de caracol de suelo de barro cocido artesano y pasamanos de madera con una preciosa cenefa en la contrahuella. De nuevo, cada metro cuadrado nos envuelve de la misma atmósfera, gracias al alto techo de maderas nob...


Búsquedas relacionadas


Búsqueda